viernes, 12 de marzo de 2010

¿QUE HACE QUE LA TECNOLOGIA SEA VERDADERAMENTE TECNOLOGICA?

Culturalmente se tiene un concepto de tecnología o tecnológico equivocado, esto mes precisamente lo que se debe aclarar antes de abordar temas un poco mas conceptuales relacionados con la temática. En realidad el concepto que se tiene de tecnología a nivel cultural, se limita escasamente a los artefactos que en la era de la modernidad disfrutamos tales como: televisión, teléfono, celular, automóvil, computador, internet, Iphone, entre muchos mas.
Es precisamente esta clase de conceptos que se debe cambiar; retomando algo que afirma Tomas Buch, lo tecnológico o tecnología busca resolver problemas y satisfacer necesidades individuales y sociales transformando el entorno, involucrando artefactos y procesos para lograr un objetivo.
Frente a la anterior aclaración es importante tener en cuenta el concepto de sistemas tecnológicos, puesto que, se hace un engrane perfecto entre: el desarrollo de lo tecnológico como disciplina que involucra la habilidad de saber hacer, como conocimiento el saber como hacerlo y vinculando de antemano la ciencia el porque hacerlo; con el desarrollo de una comunidad entendida desde la perspectiva de sistemas sociales y culturales.
Tomas Buch en su libro, ¨Sistemas Tecnológicos: contribuciones a una teoría general de la artificialidad¨ menciona que los sistemas tecnológicos son la sumatoria de sistemas complejos formales que controlan la artificialidad, desarrollando objetos y acciones que satisfacen necesidades humanas o en busca de la Teleónomia. De esta manera es preciso traer a colación varias cosas, primero el concepto de sistema como elementos ligados entre si por relaciones estructuradas que tienen un inicio, un proceso y un fin; segundo, cuando se menciona sistemas complejos formales hace referencia a la interrelación de varios subsistemas que complejizan formalmente un macro sistema; tercero, nace el concepto de Tomas Buch sobre la artificialidad donde el autor en su libro desarrolla la tesis de artificialidad dirigida hacia todo aquello creado por el hombre tanto lo objetual (físico: artefactos) como lo abstracto (no se puede ver pero esta ahí: organización social, política, etc.); cuarto, la Teleónomia entendida como la integración de acciones, objetos, fines y propósitos que conllevan a resultados.

Siendo congruentes con lo anterior, la tecnología en sí involucra acciones tecnológicas que teleononomicamente deben poseer objetos tecnológicos en pro de un desarrollo socio cultural.
Cuando se habla de objeto tecnológico no se precisa específicamente en lo físico sino como herramienta o utensilio que facilita la conectividad con el sistema, no necesariamente en lo objetual también el lo abstracto, sin limites espaciales y temporales, como por ejemplo la información, las organizaciones, las redes entre otros.
Existe una clasificación que Tomas Buch hace de los objetos tecnológicos versus artificialidad, implicados en una tecnología moderna y relacionados directamente con los humanos siendo su propia producción, entre ellos están: los artefactos, como creación de herramientas para facilitar un oficio; los datos, la información y el conocimiento, desarrollados y provenientes de la mente humana que sirven para la prolongación de su existencia; los seres vivos, como utensilios para subsistir (plantas y animales); la naturaleza, como conservación de su propia vida en optimas condiciones; las redes, como interacciones de diferentes tipos que producen flujos de información, energía y materia; la energía, como combustible de utilización de artefactos; los bienes y servicios, como producto económico de una sociedad; las organizaciones, como estructuras sociales básicas (la cultura).
De allí se desvasa una primera conclusión, los esquemas organizativos del ser humano han adquirido mayor complejidad y artificialidad dentro de su estructura socio cultural, conllevándola a una era tecnológica dentro de un desarrollo de producción en sus mismas comunidades sociales.
Retomando otros elementos importantes para lograr la respuesta de nuestro interrogante inicial, se decide tomar otras argumentaciones que enriquecen el desarrollo del tema, tales como Jean Ladriére del cual en su libro ¨El Reto de la Racionalidad: la Ciencia y la Tecnología frente a las culturas¨ hace mención que dentro de las sociedades específicamente modernas, se ha establecido una progresiva influencia con la ciencia y la tecnología, es decir, la ciencia y la tecnología están ligadas dentro de un desarrollo progresivo de la historicidad cultural, teniendo como prueba de ilación la industrialización de sociedades.
Se ha creado un vínculo tan esencial entre la tecnología y la ciencia que para el desarrollo de una de ellas se requiere de la otra, para surgir efectos en los sistemas culturales. Pues antiguamente la tecnología era tan solo u7n conjunto de habilidades practicas, carente de justificación teórica que solamente se ocupaba de la elaboración de instrumentos en pro de saciar necesidades básicas, pero a medida que la ciencia y su conocimiento científico fue desarrollándose necesito echar mano de un elemento cuyo objetivo era la transformación de la realidad dada, con su característica elemental introducir información en sistemas existentes.
Es entonces como la tecnología contemporánea empieza a ser la columna vertebral de la especie humana en el desarrollo de la organización productiva de la industria moderna, puesto que se basa en grupos de sistemas de planificación central funcionando a escalas nacionales. Esto nos conlleva a retomar el anterior engranaje que existe entre ciencia y tecnología así, la ciencia como utilización directa de conocimiento científico y la tecnología como recurso al método científico. Esta unión fija toda una preparación para crear un instrumento que preverá lo que sucederá en una evolución social, es la solución de un problema concreto, pero esa transformación de la situación inicial hace surgir nuevas problemáticas.
Lo anterior nos dirige a la siguiente premisa, la tecnología moderna se ha caracterizado por tener un grado muy elevado de interdependencia entre muchos componentes. Jean Ladriére lanza la siguiente hipótesis: la tecnología y su dominio en la era moderna tiende a formar conjuntos de sistemas tecnológicos parciales, conectados entre si pero a la vez interdependientes, como consecuencia desarrolla una autonomía en el campo socio-humano evolucionando en complejidad, poder de acción y variedades de operaciones.
Es entonces cuando el ser humano crea necesidades artificiales como parte de su sistema psicológico mental, convirtiéndose en un sistema indomable, pues cambian los papeles, ahora son los sistemas tecnológicos los que deciden que necesita el ser humano.
Por consiguiente, lo que hace verdaderamente que la tecnología sea tecnológica es, la interacción y correspondencia apropiada que tenga la ciencia y la tecnología, sin desconocer que su gran desarrollo ha adquirido habilidades como: rapidez, carácter sistemático y capacidad de cautivación consciente, donde el ser humano tenga el poder de autodeterminación y control total del método científico y las practicas tecnológicas que la componen para seguir transformando su realidad.




BIBLIOGRAFIA
• Buch, T. ¨Sistemas Tecnológicos: contribución a una Teoría General de la Artificialidad¨. Edic. Aique 1999.
• Ladriére, J. ¨El Reto de la Racionalidad: la Ciencia y la Tecnología frente a las culturas¨. Edic. Sígueme y Unesco. 1977.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada